Un matrimonio caminante

Abandonaron los placeres de la Política ahora se dedican a caminar, buscando la recreación, tomados de la mano, expresan  a un matrimonio muy feliz, acunando a sus nietos.

Una imagen muy protectora, primero la familia,  después toda otra circunstancia, ahora  es turno de nuestros hijos que puedan desplegar sus alas y sobre todo crecer, apostando que en lo nuevo está el futuro.

Si esa lengua hablara cuantos secretos saldrían  a la luz,  mama mía, ya ni se asemeja a una caja pandora, es una cruel realidad de los momentos diario de una ciudad que quiere crecer.

Decididamente nosotros apostamos al futuro no al pasado.

Juan Carlos Botta – El Disparador Uruguay

COMPARTI ESTA NOTA
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp