9 Colchones y una Bola de Lomo se la robaron y No encuentran una moto enorme

Podríamos haber empezado si usted compra 9 colchones le regalamos una bola de Lomo.

O si usted encuentra una Motoniveladora le regalamos 9 colchones y una Bola de Lomo.

Pero en realidad es un hecho gravísimo que del Hospitalito estando en un deposito se hayan robado 9 Colchones que encima lo había recibido la municipalidad en donación y ya tenían destino pero además se afanaron una Bola de Lomo el alimento para los hombres y mujeres allí residentes.

Creo sin temor a equivocarme en el hospitalito se podría firmar una serie televisiva la que llamaría SIN PUDOR,  no es para reírse es para llorar la explicación que recibió el Intendente José Lauritto es que a las 20 Hs cuando está cayendo la primera helada tremenda en la ciudad sacaron del depósito esos colchones para ORIARLOS  a la intemperie, que después se lo olvidaron y a la mañana cuando volvieron no estaban más.

Alguien pregunto y los serenos donde estaban.

Otro dijo Lauritto es boludo no se va a dar cuenta.

Otro pregunto y la complicidad Municipal donde queda.

Mientras estos interrogantes y otros más  iban sucediendo  El suegro de Yari Seyler asume el Dr. Cergneaux hacer el correspondiente  sumario administrativo.

No es la primera vez que varios HIJOS de PUTA se roban, carne, plata y cosas de los alojados en el Hospitalito no cree Dr. Lauritto que hay que intervenir en forma Urgente una dirección tan sensible.

Usted ya se va seguro que quiere terminar varias obras que no va a poder inaugurar, ahora si recorre los barrios entregando Frazadas, alimentos que le roben 9 colchones y Una Bola de Lomo no le  parece un hecho gravísimo hasta diría insensible el daño que están haciendo en estos tiempos que estamos pasando.

La verdad que yo prefiero que usted me diga que más quiere Botta, pero no me quiero convertir en un cómplice de hechos permanentes que vengo remarcando hace años y sobre todo con cuestiones de la tercera edad.

Si no están capacitados los que conducen mándelo a que cuiden una plaza y no a un lugar tan sensible, porque me consta lo que trabajan que ellos no robaron nada, pero si estoy seguro que son corresponsables por omisión.

Y la Maquina quien la tiene,  donde está.

Juan Carlos Botta – El Disparador Uruguay

Entradas relacionadas