A Ustedes Señores Concejales

No se sientan culpables. No sientan vergüenza. No escatimen esfuerzos menos lastima.

Bajen del 4to. Piso y escuchen ustedes también lo que se siente ser jubilado municipal después de 33 años de trabajo. Después de haber servido a la comunidad durante tanto tiempo.

Muchos de ustedes  no tenían más de diez años y el Flaco Poggio ya manejaba el camión municipal.

Ya por ese entonces el Flaco camina iba arreglando baches y regando las calles de tierra.

Cuantos «Olivas» pasaron desde que el Flaco ingreso a la municipalidad.

En estos 33 años las vivió toda, menos esta de miseria y angustia, donde ya su edad no le permite buscar adicionales y debe administrar la diaria con solo sesenta pesos diarios, cuando un kilo de pan vale $ 80 pesos.

Toda una vergüenza.

Mientras ustedes Señores Concejales con apenas 365 días en el municipio, triplican sus haberes sin contar, que la dieta es solo un ingreso más a los dos y tres sueldos que perciben cada uno de Ustedes.

Ni que hablar de otras «becas» existentes de militares RE  que están al servicio de ex intendentes como choferes, abre puertas, mandaderos, lustrabotas, porta celulares, llorones, corre ve y dile; con combustible incluido.

El Disparador Uruguay jcbotta1@hotmail.com           

Entradas relacionadas