9 MILLONES DE JUBILADOS, PENSIONADOS Y TITULARES DE LA AUH COBRARÁN UN BONO EXTRAORDINARIO POR LA EMERGENCIA

La medida apunta a proteger a los sectores más vulnerables en el marco de la Emergencia Sanitaria decretada ante la pandemia del Coronavirus.

En el marco de las excepcionales medidas sanitarias, laborales y económicas decretadas por el Gobierno Nacional, ANSES otorgará un bono extraordinario que alcanzará a un total de 9.006.044 millones de jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

La medida, que busca sostener una vez más a los segmentos más vulnerables y frágiles frente al ataque del COVID-19, implicará el pago de una asignación adicional para quienes perciben la AUH y un bono extraordinario de hasta 3.000 pesos para los jubilados y pensionados que cobran los haberes más bajos del sistema previsional, hasta un máximo incluido el bono de 18.892 pesos.

Cabe aclarar, que el bono de AUH será cobrado, al igual que lo que ocurrió en diciembre pasado, por todos los titulares de la AUH, la Asignación por Embarazo, por zona diferencial y de AUH por hijo con discapacidad.

El subsidio extraordinario para jubilados y pensionados será liquidado por un monto máximo de 3.000 pesos en el mes de abril de 2020, a quienes perciban un único beneficio.

Créditos ANSES

Complementariamente a esta medida, ANSES también ha decidido extender por dos meses más, abril y mayo, el período de gracia para el pago de las cuotas de los créditos concedidos por el organismo a sus afiliados esta medida alcanza a 8.836.433 millones de beneficiarios. De esta manera, el período de gracia que se inició el 1 de enero pasado y que debía finalizar el próximo 31 de marzo, se ampliará ahora hasta el 31 de mayo.

Ante el avance de la Pandemia, los números sobre los adultos mayores impactan. La población de mayor riesgo es la de los mayores de 60 años, es decir, nuestros afiliados. Sólo en la costa del río Uruguay hay 80 mil afiliados a PAMI. ¿Cómo cuidar a los adultos mayores? ¿Cómo acompañar y ayudar en este tiempo? ¿Qué pasa con los nietos de esos abuelos que corren mayores riesgos en este tiempo?

Sergio Bertelotti es Director Ejecutivo de la UGL XXXIV de PAMI, con sede en Concordia, y que tiene a su cargo 18 agencias de PAMI en la costa del río Uruguay, desde Islas hasta Chajarí. “Desde PAMI se está atendiendo particularmente la pandemia de coronavirus, ya que la población de riesgo principal es la de nuestros afiliados, por eso estamos permanentemente informando” destacó Bertelotti. Sólo en la costa del Uruguay existen 80 mil afiliados a PAMI.

Bertelotti, quien a su experiencia como médico de cabecera de PAMI desde hace muchos años, le suma el haber sido director del Hospital Urquiza y también secretario de Salud de Concepción del Uruguay durante la epidemia de Gripe A en el invierno de 2009, agrega: “Hay una situación dinámica del avance de la enfermedad, donde mantenerse bien informado es fundamental tanto como tomar los recaudos de prevención. Estamos hablando de un virus que hoy se puede decir que en el 80% de los casos es leve, en el 20% puede ser grave y solamente en el 6% es crítico. Pero donde está muy claro que la situación de mayor riesgo está centrada en los mayores de 65 años, y por eso tratamos de trabajar muy cerca de nuestros afiliados, que integran esta población de riesgo”.

Convocó a cuidar especialmente a los adultos mayores porque la gravedad de la enfermedad aumenta con la edad. “Hay una diferencia en términos de riesgo entre la población general y la de más edad. Casi no hay casos en niños, y los de menores de 30 años son muy leves, que no afectan más que en un episodio respiratorio”, señaló.

Con Centros de Jubilados

En tal sentido, el Director de PAMI de la Costa del Uruguay señaló que se trabaja fuertemente en la comunicación con los Centros de Jubilados, “son un nexo fundamental con nuestros afiliados y nos permiten llegar a la mayoría con información muy valiosa para prevenir la salud de todos ellos”, destacó Bertelotti.

“Ante el contexto epidemiológico actual, PAMI creó una comisión de expertos y activó un protocolo sanitario con el fin de monitorear la evolución del coronavirus en nuestro país. Compartimos con todos los Centros de Jubilados un protocolo elaborado por profesionales de PAMI acorde a los lineamientos del Ministerio de Salud de la Nación. Dentro del protocolo está la información sobre de la suspensión y postergación de actividades. El rol que les toca cumplir a los Centros es sumamente importante para la correcta ejecución del protocolo. Deben funcionar como agentes de prevención capacitando de forma continua sobre las medidas para evitar el contagio no solo a residentes propios, sino también a visitantes. Se debe incentivar la consulta temprana cuando se presenten síntomas compatibles con el virus e identificar casos sospechosos para que puedan ser atendidos de manera inmediata.

Salud Pública

Además del trabajo mancomunado con los Centros de Jubilados, es muy importante mantener el contacto permanente con los especialistas del servicio de salud pública, tanto de la provincia, como de la nación y de los municipios. “En estas situaciones no hay un salvador, el trabajo en equipo, solidario, responsable y codo a codo con la comunidad es muy importante. Porque la comunidad tiene muchas preguntas y tiene que haber un equipo dando las respuestas claras, para evitar el miedo y la paranoia y fomentar las prácticas saludables, que son las que van a prevenir cualquier enfermedad en general, y esta pandemia en particular”, señaló Bertelotti.Acerca de las indicaciones claras para la comunidad, “Hay que repetirlo hasta al cansancio es necesario evitar las congregaciones, las reuniones en centros de jubilados, y tener cuidado especial en los geriátricos”, enfatizó Bertelotti puntualmente hacia la tercera edad. Y agregó: “los geriátricos deben hacer protocolos internos de manejo en dos líneas. La primera es el control del personal. Si hay algún personal con síntomas se recomienda que consulte en sanidad y que no acuda a trabajar. Y si es un familiar, una visita, tenemos que estar seguros de que no volvió de viaje en los últimos 14 días de un país declarado de riesgo. Otras medidas que están implementando son restringir las visitas y establecerles un régimen de tiempo. También aplican medidas para el personal como ponerse guantes, limpiar superficies con lavandina, lavarse las manos con frecuencia y usar alcohol en gel. Los hábitos de higiene, buena alimentación e hidratación son la clave para el bienestar general”.

Entradas relacionadas