Cuatro veces se dio vuelta en el caya y lo salvo el instructor

El Lazarito Urguayense  no da pie con bola,  busco una actividad física para poder sacarse  un poco los remedios que toma, pero  su hiperactividad le jugo en contra, eligió un deporte integral  como es aprender a andar el Caya lógicamente con instructor y salvavidas incluido esto elementos de seguridad impresindibles.

Y  menos mal que lo hizo porque los testigos presenciales afirman que remaba y remaba hasta que de pronto desapareció su bote se le dio vuelta y aunque tenía puesto el salvavidas su instructor lo socorrió.

Pero lejos de asustarse, de retroceder se subió a su embarcación y remo, remo, remo hasta que se cayó nuevamente y así lo hizo en tres oportunidades más hasta que el instructor a pesar de tener los elementos de seguridad le dijo deja que no te ahogaste de casualidad.

Pero lejos de amedrentarse Lazarito prometió volver.

Juan Carlos Botta – El Disparador Uruguay

Entradas relacionadas