El hombre de las sillas

Muchas veces se ven las organizaciones de los festivales de cualquier clase de género y nunca se piensa que trabajo cuesta colocar y sacar tantas sillas, días atrás estaba sentado en un banco de la plaza había terminado la fiesta del deporte y empezaba el retiro de las cosas.

Sobre el final de la Fiesta del Deporte se lo vio al señor Camparo sentado en su motociclo esperando a su hijo que resultó premiado y como quien no quiere la cosa contaba la cantidad de sillas que había dejado horas antes para la ocasión.

El motivo de tal actitud era evaluar como hacía para llevarlas en la Motomel, ya que preveía una larga cantidad de viajes.

Viendo las muescas de desesperanza que salían de su cara, un amigo se le acercó y le sugirió al oído que pida ante Desarrollo Social o Josecito su amigo una motocargo que le permita llevar una carga mayor.

El ex funcionario devenido en empresario se negó, pero su rostro reflejaba una muesca que delataba que al menos lo iba a pensar.

Ahí observe a un  trabajador extraordinario no tengo idea cuantas sillas habrá alquilado, si 300 o 500 quinientas pero eran muchas y notaba como pensaba mi amigo, justo había recibido un premio su hijo pero él estaba pensando como hago para llevar estas sillas contaba con su Motomel, yo sacaba cuenta y decía pobre por viaje cuantas sillas podrá llevar siendo muy audaz unas diez, no le saldría más barato un flete, pero uno no se debe meter en el bolsillo del otro y más aún cuando dejaba de ser funcionario, ahí veía como las llevaba y a los 10 o 15 minutos volvía por otro lote.

Por eso la idea del amigo que se le acercó y le sugirió desarrollo Social o  José Lauritto su amigo del alma aunque este no está más en la intendencia alguna injerencia seguía teniendo como para pedirle que le hable a Oliva y le dé  una moto carro, he visto que algunos hasta perros trasladan, cuanto nafta se ahorraría, cuantos viajes y salió el nombre del Dr. Por qué se dé su amistad con el cuándo por ejemplo se comen algún asadito entre costilla y costilla pasarle el mensaje. Por ejemplo Vos jose que sos un ídolo para muchos no podrás tirarme una soga.

Pensar que algunos no tienen trabajo y otros tienen que matarse pensando que otro curro puedo agarrar y encima trabajarlo.

El Observador

Entradas relacionadas