Guillermito como han cambiado los tiempos

Qué bueno que los hombres se animen a mostrarse tan cual son, encontré a Guillermito y lo primero que me dijo te sorprendí no te diste cuenta que era yo, en primera instancia había logrado evadirse, pero rápidamente debajo del sombrero pintoresco muy  hawaiano lo reconocí, pero me llamo la atención varias cuestiones llevaba un bolso marinero azul y blanco, sombrilla, un sillón playero, una loneta, un baldecito playero, un rastrillo,  una jardinera y un salvavida muy vistoso.

Solo atiene a decir que bueno que es vivir en libertad, en plenitud, se lo notaba feliz parecía que había recuperado años para vivir su vida sin miedos.

Imagine que se dedicaría a construir castillos de arena, a nadar libremente por el Rio, sin miedo y sin ataduras un ejemplo a imitar.

Juan Carlos Botta – El Disparador Uruguay

Entradas relacionadas