Militancia, Luche y vuelve-1972- 17 de noviembre-2020

El 17 de Noviembre de cada año se festeja el día de la militancia peronista, en conmemoración de la gloriosa vuelta del Gral Juan Domingo Perón, después de soportar dignamente 17 años de exilio político.

El análisis de las causas del exilio de Perón no se pueden obviar a la hora de entender por que la militancia de un espacio político tiene su día, muy por encima de las efemérides luctuosas o recordatorios de victorias importantes que contienen a la totalidad del espectro justicialista.

Perón fue echado por las ideas políticas nacionales e internacionales mas extranjerizantes de la historia argentina, por medio y con la fuerza de las bestias asesinas que pretendieron cambiar un rumbo sin la anuencia del pueblo.

Por Roque Minatta

No estaban errados en sus objetivos, por cuanto podríamos enumerar cientos de países que perdieron su soberanía histórica por el accionar represor cipayo de su dirigencia.

Pero con Argentina NO El peronismo voló por los aires aquel septiembre de 1955, cuando Perón abandono el gobierno de un poder que no pretendió sustentar con sangre de laburantes y soldados ,aunque muchas vidas de la militancia leal fueron la manera ejemplificadora que siempre los asesinos políticos usan como herramienta del miedo para la lógica disciplina dora social de la dominación.

Ante esa fuerza opresora, injusta socialmente, entregadora de la soberanía económica y territorial de la Argentina, el peronismo comenzó a extrañarse a si mismo, en cuanto comenzaban a desdibujarse los días soleados de realizaciones y las ausencias de Eva y Juan se hacían insoportable en las inmensa mayorías que sufrían la debacle mas escandalosas de derechos sociales, políticos y económicos que un pueblo pudo enfrentar.

A esta base de la realidad sociológica de la Argentina de los 60 debemos sumar los acontecimientos internacionales que iban cimentando en las sociedades modernas un progresismo utópico que como reguero de pólvora china se posicionaban en la clase pensante de las universidades, de los sindicatos, de las religiones y de los barrios.

Este combo político necesito en nuestro país una referencia política y Perón fue en suerte su natural expresión y muy a pesar de los ensayos de los ultras, los descreídos y desconfiados y los espacios eternamente desubicados , Perón y el peronismo se aúnan en una creencia cuasi religiosa por la cual se entendía que el regreso del líder unificaba una salida auténticamente nacional, popular y democrática y resolvería cuanta desigualdad y/ o asimetría existía en la economía social y productiva.

Así nace entonces la idea rectora del “Luche y Vuelve” como misión impostergable de una militancia que no parar aria hasta lograr el regreso de Perón a su suelo argentino y desde ahí dar rienda suelta a la esperanza de un sentir mejor.

Organizados en sindicatos, en centros de estudiantes, en agrupaciones sociales culturales y políticas, millones de mujeres y hombres se entregaban a la construcción política del regreso, bajo las diferentes modalidades y orientaciones que la permeabilidad del movimiento permitía .De todo se podía discutir, y opinar, menos de negar el regreso del Gral. Perón, quien así lo hiciera se lo declaraba de traidor y podía pagar con su muerte. El sindicalista Vandor fue un ejemplo de ello.

La militancia que nació de la vieja resistencia del 55 , de la opción revolucionaria de los 60, de la contundente presencia de jóvenes , mujeres y sindicalistas en la lucha y las estrategias de poder, y de la vuelta de derechos que imploraban los mas humildes, le torcieron el brazo a la dictadura Aramburu, Rojas, Onganía, Lanusse y bajo la lluvia del aquel otro 17, al Gral. Perón le dio el cuero y regreso por siempre.-

Entradas relacionadas