Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

No es bueno que los gobiernos se queden sin horizontes pero esta vez es tan notorio como su propia gente le juegan en contra porque el trastornó económico que causo al gobierno nacional es incomprensible.

Aquí no se puede hablar que es el kirchnerismo.

No se puede hablar de la gente común que cada día hay más pobres.

No se puede hablar del peronismo en todas sus versiones que buscan un hombre o mujer que los conduzcan.

La misma Lilita Carrio que cada día está más loca acusa a su propio partido político de los grandes errores que comete. Loca pero conciente que no es el peronismo quien lleva aun precipicio sin banquinas al país.

El presidente Hecho a dos ministros que dejan una bomba que hay que desactivar.

Pide a los empresarios influyentes que colaboren y reciben como respuesta profundicen las heridas y las grietas.

Y hablando de grietas no hay dirigentes social de Cambiemos que defienda una sola posición de su gobierno están desorientados y miran muchos nubarrones en su horizonte.

No se le puede echar las culpas a los gremios, no se le puede culpar a la CGT por que cometen errores infantiles e increíbles.

Ahora la culpa la tiene la credibilidad, que aparece por todos lados y que el mundial iba a tapar los problemas pero se vino con el frio alto y cuando la gente se queda sin dinero afloran todas las dificultades.

Hay que pensar más en el país y dejar los globitos de colores para los cumpleaños.

El Disparador Uruguay

Juan Carlos Botta – Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 
Newsletter
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner