Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

 

Resultado de imagen para foto de oliva y el papa“Cada vez que puedo, hablo con mi hija mayor sobre el futuro. Ella es médica y pudo hacer su carrera sin que nada le faltara y eso, nada más, alegra mi corazón.

 

He sido el padre que he podido, pero tuve que ser el hijo que el destino me obligó a ser. Me crié al lado de mujeres maravillosas, mi madre y mis tías, que me transmitieron lo que no puede comprarse, ni se aprende en ninguna universidad: no bajar los brazos jamás. Trato de que mi hija más pequeña lo vea y lo internalice. Sé muy bien lo que es comer salteado, vivir con lo justo y menos. Siempre digo que todo ello llevó a exigirme al máximo y recibirme de médico cuando todavía no tenía 22 años.

Al tiempo, viví una etapa de aprendizaje acelerado junto a René Favaloro, al cual le debemos eterno reconocimiento. Un ejemplo de lucha y un profesional de categoría internacional. Tuve la suerte de conocerlo y la desgracia de verlo partir, injustamente”.

¿Considera que ha triunfado en su vida?

“Nunca me he planteado el triunfo como una meta, pero creo haber logrado metas que siento como verdaderos triunfos. Por ejemplo, el 10 de diciembre de 1998 llevamos a cabo la primera cirugía cardiovascular a corazón abierto en el Hospital Justo José de Urquiza, transformándose en un hito en toda la Provincia. Junto a un grupo de médicos de la ciudad y Fundación Favaloro, pusimos en marcha ese sueño; el primer servicio de este tipo en Entre Ríos”.

“El 29 de julio de 2000 desarrollamos la primera angioplastia de la arteria carótida, esta vez en un centro privado, también en nuestra ciudad. Era sábado y, cuando los médicos de la Fundación Favaloro —quienes habían participado de esa operación— volvían a Buenos Aires, se conoció la noticia de la muerte de René. Lágrimas y sonrisas, como dice la canción, así es la vida”.

“A veces, tarde en la noche vuelvo sobre mis pasos y, no lo niego, siento cierto regocijo por el lugar donde he llegado pero más, por el recuerdo de aquella pieza —la única que teníamos— donde junto a mi madre pasamos tantas horas en silencio. Me gustaría que ella estuviera aquí pero sé que se alegra, lo siento en mi sangre, cuando nos encontramos en el pensamiento y el recuerdo. La imagino contenta y eso me quita un poco la pena”.

Suelen decirle que no nació en la ciudad…

“Por elección decidí vivir en esta ciudad maravillosa —hace ya más de 20 años— y aquí tuve la enorme dicha de ver nacer a mi niña, que también un día se irá tras su destino, como lo hacemos todos. Espero tener la oportunidad de dejarle a esta generación de uruguayenses una ciudad mejor, con verdaderas oportunidades. No creo en los cantos de sirena. A los argentinos nos ha costado mucho haber creído en sueños que no eran sueños, sino auténticos delirios”.

La figura de Lauritto

“Tuve la suerte de haber aprendido junto a una figura política que Concepción del Uruguay reconocerá siempre: José Lauritto. Me reconozco como parte de su obra.

Junto a un grupo de personas he tomado la decisión de ofrecerme, una vez más, a la consideración pública; porque sabemos qué necesita la ciudad en el camino hacia su futuro. Nos hemos preparado para eso y no improvisaremos para quedar bien con nadie. Más bien, pagaremos el precio de decir la verdad siempre, porque nos merecemos mirar a los ojos y creer verdaderamente. Aspiro a que este 14 de abril la gente vote por la gente, y es mi deseo que, al hacerlo, interprete que podemos representar su esperanza”.

¿Cuál es base de su proyecto?

“Quiero que la educación atraviese toda la obra de gobierno y espero que la ciudadanía me otorgue la oportunidad de poner algunas ideas en funcionamiento.

En estas semanas he podido hablar frente a frente con miles de vecinos, muchos de ellos en situaciones de tremenda injusticia. No me perdonaría que en mi ciudad haya niños de bajo peso o barrios sin agua o cloacas. Es preciso que tomemos el compromiso de terminar con ese flagelo, porque la falta de oportunidades es un problema de todos y debemos resolverlo ahora”.

 

 
Newsletter
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner