Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Como imaginar que la gente o mejor dicho algunos de los grupos que hacen muchos años están al lado del Intendente, no lo comprendan, lo toreen, le quieran torcer el brazo en vez de dedicarse a la función a crecer por lo que hacen.

La interna cuando no existe en el peronismo de Uruguay a ellos les nubla la vista, es tal la inseguridad que hay que creen que la mejor herramienta es destruirse entre propios.

Por qué digo esto hoy el peronismo de Uruguay está claro como el agua, por un lado están Lauritto - Scelzi y por el otro el joven médico que ya puso en marcha su construcción hacia el 2019 Ezequiel Valdunciel, con una característica los que diagraman el 2019  son todos jóvenes pero están ellos solos. Aquí nadie discute esa alternativa todos saben que si enfrento a Lauritto puede competir con cualquiera.

Ahora no se comprende la actitud de los propios, cual es la necesidad de dividir y sacarle fuerza al Dr. Lauritto, están más preocupado por su interna que por las cosas que pasan en la ciudad, cada día que pasa no sabe en quien confiar.

Tres grupos pugnan,  nadie sabe por qué, los tres piensan Lauritto me va abrazar, me va  palmear la espalda y no pueden entender que el Pato concepcionero  tiene otras cosas en su cabeza, una construcción integral del peronismo provincial, no hay acto que no vaya, es el único dirigente peronista que puede asistir al acto de todas las referencias peronistas de la provincia y en todo mitin es esperado, respetado y su presencia avala cada acto.

Su gente no comprende cuál es su estrategia, si lo sabe Lauritto, ahora los mismo que llevan más de 15 años al lado de él no saben leerlo.

Carlos José Scelzi es el más vivo de todos, estratega, conocedor de la política, no plantea interna reconoce a un solo conductor José Lauritto, trabaja y proyecta al intendente hacia el 2019 sin detenerse a plantearse un sucesor propio, no hay dudas la inteligencia y la madurez política es un arte fundamental en la política.

En los pagos de Lauritto hay tres sectores dos que se desconfían  todo, nada  tiene sentido, todos piensan   debe haber encubierto, está bueno  que todos quieran  suceder a Lauritto  pero estas diferencias le caen al intendente.

Por un lado están  el Dr. Martin Oliva con los concejales  donde sobre sale Viviana Sansoni y algunos chicos de la juventud que expresan somos los históricos tenemos un derecho adquirido tal vez tengan razón pero en la política de hoy la gente reconoce a los que generan acciones.

Un caso especial es el Dr. Martin Oliva se sumó a la política hace dos o tres años atrás y ya está en la consideración para suceder a Lauritto, ahora enfrenta dos grandes escollos, se metió en la interna del Hospital donde al colocar a su novia la médica Vanina Politti para coodirigir el nosocomio, lo carga de una trabajo político adicional, muy complejo  y de difícil pronostico.  Y una tercera cuestión es la promesa que hizo que con su honor no se juega y si las cosas  no se arreglan para el 31 de marzo  mi limite es esa fecha, luego por cuestiones entendible la fecha se prorrogo hasta el 31 de mayo, ya estamos en junio y el Dr. Parece que olvido su promesa lo que devalúa su palabra.

Ya se parece a un político completo.

Por otro lado  el Dr. Noir,  Norma Sosa y otros actores sociales,  parte de la juventud de Lauritto, más otros estamentos de la Secretaria de Acción Social, que surge solo por el accionar  del trabajo  no buscando este espacio.

El Dr. Oscar Noir no esconde su sueño de ser el sucesor del intendente, pero cree que son momento de silencios, de mucho trabajo a este sector los unió las distintas  circunstancias inesperadas, climáticas, las inundaciones, las lluvias los hechos de violencia de géneros y la necesidad de la gente.

Un panorama complejo si los hay.

El otro grupo los que  están tejiendo estrategias individuales o de a grupos  queriendo llamar la atención del intendente respondiendo a sus instrucciones.

Hacen la lógica no adelantar los tiempos, esperar que su jefe político les marque el horizonte y no mostrarse, no visualizarse como políticos, lo que a veces los pone nerviosos porque  no entran en la consideración de los políticos como una alternativa válida.

Ahora son todos Laurittistas  todos se cortan las venas por el intendente, pero parece que algunos tienen orejeras y no comprenden que no son tiempos de internas, que son tiempos de usar estrategias de ir uniendo  los distintos grupos, que son tiempos para pensar, para reflexionar  que las cosas se logran por las acciones, por el trabajo  y por apuntalar  la gestión de su líder político, no es tiempo de cargar a Lauritto con diferencias estériles cuando todos saben que el único que tiene los votos es el, cuando se entienda que si los tres grupos se unieran  y se respetan sus lugares los logros se verán  enseguida.

La interna no los deja pensar, solo deben mirar cómo se mueve, como actúa, que dice entre líneas su jefe político para saber hacia dónde va.

El Disparador Uruguay

 

Juan Carlos Botta – Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 
Newsletter
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner