Marcelo Bisogni – Horacio Amavet han cumplido una tarea impecable

Que más objetivos se les pueden pedir a dos hombres que cuando lo  puso el gobernador a que fueran candidatos uno a Diputado Provincial y el otro a Senador Provincial  había dudas si cumplirían las expectativas y se fueron dando las distintas elecciones y fueron alcanzando objetivos impensados.

Primero organizar todo el departamento Uruguay, brindando el mayor apoyo a cada sector, a cada municipio, a cada rincón del departamento, no dejando nada librado al azar y vaya si demostraron jerarquía en todos lados salvo en rara excepciones se perdió,  con el 65% de los votos se ganó en promedio en todos lados y lo que es fundamental eran la palabra autorizada y el respaldo para llegar al gobernador.

Ahora están en la última instancia las elecciones nacionales, donde Uruguay no desentono con el resto del País, donde el gobernador Gustavo Bordet empieza alcanzar dimensión nacional, donde empieza a mirar con algunas expectativas  20 cargos nacionales, pero primero hay que ganar y después pensar en premios y castigos.

Nadie en su buen mirar o andar puede poner en duda el trabajo militante de Bisogni y Amavet, consiguieron todo los objetivos, cierto es que asegurar cargos no lo pueden hacer, son responsabilidades indelegables de los intendentes electos y del gobernador ellos tendrán la tarea de acompañar en  los cuatro años que vienen ser el sostén como hasta ahora del departamento Uruguay, el tiempo dirá si consolidan algún liderazgo político, tienen que ir preparándose para eso, Lauritto dice a diario que se va la casa cosa que dudo, por circunstancias, hechos, por sus mismo dichos y por necesidades políticas.

Lauritto construyo un hombre propio en su entorno para que lo reemplace no un político para que herede su capital político, el Dr. Martin Oliva  tendrá que ganárselo, construir todos los días, en una situación terminal del país donde seguramente no escapara a esa situación aunque el intendente actual le deje un municipio bien administrado, la crisis es muy grande y ya recorre las veredas de Uruguay, pero tendrá si no está Laurito la necesidad del Diputado provincial y el Senador.

Las acciones de los hombres van construyendo su propio camino, Bisogni y Amavet así lo hicieron hasta ahora no se equivocaron desde el anonimato ganaron un lugar en base a presencia, respeto y lo que es fundamental al trabajo realizado no se puede ser tan neófito en no reconocerlo, en política los lugares se ganan, se merecen y se muestra todos los días que están calificados para llevarlos adelante.

Juan Carlos Botta – El Disparador Uruguay

Entradas relacionadas