NINGUN RIO EN CALMA HIZO EXPERTO A UN MARINERO.VIEJO PUERTO NO ES EL «PUERTO VIEJO»….

Quisimos conocer solo a simple vista, y sin poder hacerlo como navegantes y realmente hemos quedado extremadamente sorprendidos.

Miles se barcos, lanchas, catamaranes, motos de agua; realmente impresionante.

No solo por la cantidad que se puede ver, sino por la envergadura de las mismas.

Fortunas de concepcioneros, que la varita mágica de herencia y buenos negocios les ha permitido acceder a semejantes embarcaciones.

Millonarios veleros flotando en nuestros clubes náuticos y marinas privadas.

Desde allá muy cerquita donde comienza la futura defensa norte del Sr. Sosa y su esposa, pasado por Yacht  Club, Regatas Uruguay, galpones o ex galpones portuarios con catres para lanchas, luego el ex Club Alma fuerte, antes también uno privado y casi al final en construcción Viejo Puerto.

El Viejo Puerto, así se llama, ocupando los galpones que son o fueron de la Aceitera del Litoral.

No vamos a hablar de lo que cuesta algunas de las naves que flotan en nuestros clubes náuticos porque sus números apabullan y contrastan con otras realidades que vive nuestra ciudad.

Tenemos y estamos hablando de «muchos ceros verdes» solo de valor nominal, ni que hablar de su costo de mantenimiento y operativo.

Pero lo más llamativo de toda esta temática de cierta clase privilegiada, que prontamente gozara entre otras variantes de un murallón de «Stella Maris» remozado y en valor, solo para regocijo mientras ingresan o egresan por el canal, de su nueva versión.

Y si de galpones camas para embarcaciones de menor cuantía pero no menos costosas, ya que cada una de ellas porta motores, obvio, fuera de borda de un valor no menor de 15 mil dólares o desde 10 mil los más modestos, por decir una cifra.

Estamos hablando, llama la atención un nuevo espacio destinado a tal fin.

Viejos galpones que sabían acumular todo tipo de chatarra y material en desuso, hoy alquilan el estacionamiento.

Hasta no hace mucho esos mismos galpones cargados de basura y alimañas, eran depósitos de los autos secuestrados y motos detenidas por policías municipales, policías Federales.

Miles y miles de motos aun están. Muchas fueron trasladadas desde el Parque Industrial hasta esos galpones y llevan años a la espera de que aparezcan sus legítimos dueños o terminen como chatarra.

Se sabe que la Municipalidad deposita estos vehículos.

Poco se sabe cuál es el convenio de pago de alquiler y reciprocidad.

Poco se conoce del titular actual de dichos galpones y de su legítimo propietario.

Solo comentarios desde las mismas entrañas del municipio. Cuál es el arreglo. Cuánto paga la municipalidad por depositar motos y autos en infracción.

Que dicen los Concejales de la oposición.

Que dicen los concejales oficialistas???

Lo más probable que ignoren propios y no tanto, las operatorias, sus propietarios, sus «palos blancos», sus inquilinos, la AFIP, etc. etc.

Esta movida arrendataria no es nueva mi de esta gestión.

Quienes la explotan, quienes son sus socios.

Todo a la vista y nadie sabe ni preguntan menos contestan.

El Disparador Uruguay jcbotta1@hotmail.com                                                   

Entradas relacionadas