NO hay con que darle a Lauritto siempre tiene una ocurrencia nueva

Tetera le pusieron a un empleado Municipal después que sale de hablar con él, DR. Dice que le quedan las orejas coloradas e infladas.

Aprendió a contar hasta 120 ya paso la barrera de los 100.

Pusieron una carpa en el Municipio para espiar a Lazarito cuando vaya al Juzgado

Los dientes me los pago – Yo solita para eso trabajo.

Es lindo ver a dos enamorados, ella ahora viene a trabajar como nunca antes lo hizo y si te contara otras cosas me matan.

El Rey se sienta a la derecha de Lauritto mientras le ceba mate, mientras los funcionarios de están alejados de la cabecera sentados alrededor de la mesa Ovalada, escuchando las órdenes del jefe y las sugerencia del Rey.

Juan Carlos Botta – El Disparador Uruguay

Entradas relacionadas