No hay peor astilla que la del mismo palo

Un nuevo partido de dirigentes del justicialismo sale a pelear la diputación nacional, con duras críticas hacia la actual gestión de gobierno provincial.

En octubre de 2021, los entrerrianos deberán concurrir a las urnas para votar quiénes serán los nombres que ocuparán las cinco bancas de diputados nacionales que renueva la provincia.
En ese contexto, un grupo de importantes dirigentes del justicialismo ya se plantó para dar pelea con un nuevo partido que ya cuenta con la aprobación de la Justicia Electoral, que le otorgó el reconocimiento necesario para ponerse a consideración de los entrerrianos.
Según aseguran, este espacio saldrá a la palestra con duras y abiertas críticas contra el gobierno provincial, algo que genera gran preocupación en el oficialismo entrerriano.
Es que los desmanejos e irregularidades son una constante en esta gestión, lo que queda demostrado porque no se sabe en qué se gastaron los 500 millones de dólares que se contrajeron como deuda en 2017 y que le valieron a la provincia una demanda en la Justicia de Estados Unidos por el incumplimiento del pago de intereses.

¿DÓNDE ESTÁN LOS 500 MILLONES DE DÓLARES POR LOS QUE ENTRE RÍOS FUE DEMANDADA?


Por ello, aquella frase de que “no hay peor astilla que la del mismo palo” cabe a la perfección en este caso, ya que una lista conformada por dirigentes justicialistas saldrá con fuertes críticas hacia la gestión de Gustavo Bordet y compañía.
Si bien por el momento se desconoce si se realizarán las elecciones primarias de este año, lo concreto es que este nuevo espacio ya cuenta con el aval de la Justicia Electoral.
El propio Bordet es uno de los gobernadores que impulsa fuertemente la suspensión de las PASO, ya que sabe que su imagen viene en constante caída, y que actualmente ocho de cada 10 entrerrianos no lo votaría.

FUERTE IMPULSO DE BORDET PARA QUE SE SUSPENDAN LAS PASO A NIVEL NACIONAL


El mandatario sabe que las primarias suelen ser una gran encuesta, cuyos resultados se terminan confirmando en las generales.
Por ello, Bordet apela a que las PASO no se lleven adelante, para lo cual pone como argumento la pandemia y la austeridad, algo que llamativamente su gestión aplica solo para trabajadores y jubilados pero no para la vasta casta de funcionarios.
Sin embargo, el real motivo por el que el gobernador busca eliminar la democracia partidaria es el fundado temor de sufrir otro papelón electoral, como el que el justicialismo entrerriano sufrió en octubre de 2019 y que significó que el PJ perdiera un senador nacional.
Bordet sabe que hoy por hoy cualquier lista que dispute las internas puede llevar al oficialismo a un rotundo fracaso, lo que le quitaría gobernabilidad de cara a los dos años de gestión que todavía debe afrontar.

EL TERROR DE BORDET A LAS PASO


Actualmente el oficialismo tiene una muy baja intención de votos debido al hartazgo de la ciudadanía y la militancia con la gestión actual, por lo que otra u otras listas acapararían una importante cantidad de votos, y el justicialismo podría hacer la peor elección en la historia del PJ, ya que la lista de Bordet apenas rozaría el 20%, ya que tampoco contará con la tracción del gobierno nacional.
Es más, en sectores como el de Enrique Cresto, Adán Bahl y Martín Piaggio ya dan directamente por perdidas las elecciones legislativas de este año, con o sin PASO, y temen incluso por el resultado de 2023.

CRESTO, BAHL Y PIAGGIO NO LE TEMEN A LA INTERNA DEL JUSTICIALISMO PERO SÍ A LA DERROTA DEL PJ EN 2023


Por ese motivo, el gobernador apela directamente a que las PASO de este año no se lleven adelante y que su lista sea la única que compita en las generales, mientras que si aparece otra lista debería hacerlo por fuera.
Allí aparece una nueva lista, que ya cuenta con la aprobación de la Justicia Electoral y no necesitaría ir a las internas para competir en octubre.
El temor en el oficialismo es que este nuevo espacio salga con duras críticas hacia el gobierno provincial ya que, como suele decirse, no hay peor astilla que la del mismo palo.

Un nuevo partido de dirigentes justicialistas sale a pelear la diputación nacional, con duras críticas hacia la actual gestión de gobierno provincial.

En octubre de 2021, los entrerrianos deberán concurrir a las urnas para votar quiénes serán los nombres que ocuparán las cinco bancas de diputados nacionales que renueva la provincia.
En ese contexto, un grupo de importantes dirigentes del justicialismo ya se plantó para dar pelea con un nuevo partido que ya cuenta con la aprobación de la Justicia Electoral, que le otorgó el reconocimiento necesario para ponerse a consideración de los entrerrianos.
Según aseguran, este espacio saldrá a la palestra con duras y abiertas críticas contra el gobierno provincial, algo que genera gran preocupación en el oficialismo entrerriano.
Es que los desmanejos e irregularidades son una constante en esta gestión, lo que queda demostrado porque no se sabe en qué se gastaron los 500 millones de dólares que se contrajeron como deuda en 2017 y que le valieron a la provincia una demanda en la Justicia de Estados Unidos por el incumplimiento del pago de intereses.

¿DÓNDE ESTÁN LOS 500 MILLONES DE DÓLARES POR LOS QUE ENTRE RÍOS FUE DEMANDADA?


Por ello, aquella frase de que “no hay peor astilla que la del mismo palo” cabe a la perfección en este caso, ya que una lista conformada por dirigentes justicialistas saldrá con fuertes críticas hacia la gestión de Gustavo Bordet y compañía.
Si bien por el momento se desconoce si se realizarán las elecciones primarias de este año, lo concreto es que este nuevo espacio ya cuenta con el aval de la Justicia Electoral.
El propio Bordet es uno de los gobernadores que impulsa fuertemente la suspensión de las PASO, ya que sabe que su imagen viene en constante caída, y que actualmente ocho de cada 10 entrerrianos no lo votaría.

FUERTE IMPULSO DE BORDET PARA QUE SE SUSPENDAN LAS PASO A NIVEL NACIONAL


El mandatario sabe que las primarias suelen ser una gran encuesta, cuyos resultados se terminan confirmando en las generales.
Por ello, Bordet apela a que las PASO no se lleven adelante, para lo cual pone como argumento la pandemia y la austeridad, algo que llamativamente su gestión aplica solo para trabajadores y jubilados pero no para la vasta casta de funcionarios.
Sin embargo, el real motivo por el que el gobernador busca eliminar la democracia partidaria es el fundado temor de sufrir otro papelón electoral, como el que el justicialismo entrerriano sufrió en octubre de 2019 y que significó que el PJ perdiera un senador nacional.
Bordet sabe que hoy por hoy cualquier lista que dispute las internas puede llevar al oficialismo a un rotundo fracaso, lo que le quitaría gobernabilidad de cara a los dos años de gestión que todavía debe afrontar.

EL TERROR DE BORDET A LAS PASO


Actualmente el oficialismo tiene una muy baja intención de votos debido al hartazgo de la ciudadanía y la militancia con la gestión actual, por lo que otra u otras listas acapararían una importante cantidad de votos, y el justicialismo podría hacer la peor elección en la historia del PJ, ya que la lista de Bordet apenas rozaría el 20%, ya que tampoco contará con la tracción del gobierno nacional.
Es más, en sectores como el de Enrique Cresto, Adán Bahl y Martín Piaggio ya dan directamente por perdidas las elecciones legislativas de este año, con o sin PASO, y temen incluso por el resultado de 2023.

CRESTO, BAHL Y PIAGGIO NO LE TEMEN A LA INTERNA DEL JUSTICIALISMO PERO SÍ A LA DERROTA DEL PJ EN 2023


Por ese motivo, el gobernador apela directamente a que las PASO de este año no se lleven adelante y que su lista sea la única que compita en las generales, mientras que si aparece otra lista debería hacerlo por fuera.
Allí aparece una nueva lista, que ya cuenta con la aprobación de la Justicia Electoral y no necesitaría ir a las internas para competir en octubre.
El temor en el oficialismo es que este nuevo espacio salga con duras críticas hacia el gobierno provincial ya que, como suele decirse, no hay peor astilla que la del mismo palo.

Ricardo david

Entradas relacionadas