Que paso en los amaneceres de los días con más gente en la historia de Concepción del Uruguay

Se les escapo la tortuga a los Gastronómicos y compañía, que a la mañana siguiente de majestuosos anocheceres, lleno de placeres y diversión para Todas y todos, se olvidaron que la gente debía desayunar o tomar un café o un jugo o simplemente almorzar.

Este sector de economía que paso un año sufriendo cunado tuvo la oportunidad de recuperar algo de lo que perdió todos se pusieron de acuerdo para abrir después del mediodía.

Después queremos ser una ciudad turística, nos rasgamos las vestiduras, tenemos todo, pero no nos dan la oportunidad para demostrarlo, cuando ese momento llega, la gente, la multitud que ocupo todos los lugares de la Histórica se fue caliente, cenaron mal, le sirvieron cuando se les ocurrió y por si fuera poco algunos se quedaron sin comida.

No solo se trata de tomar, también se trata de pasar un rato distinto, se les escapo la tortuga muchachos y muchachas.

Un momento donde la Pandemia desapareció, donde nos olvidamos de los muertos, donde el tren de la Alegría trabajo como nunca en la historia, donde se les cerraron las calles, donde los inspectores de transito estaban desaparecidos en acción, ahora no se les va ocurrir echarle la culpa al Intendente Martin Oliva, les dejo el terreno a pedir de boca y al final nos terminaron criticando a todos y todas, porque ustedes no están preparados,  Gastronómicos y compañía a asumir un compromiso distinto.

Mar Del Plata lloraba por las lluvias, Carlos Paz por su falta de ríos y Concepción del Uruguay, por primera vez en su historia festejaba, Ríos, Playas, Arroyos, Termas, Islas y la gente que no se había ido a Punta, la que no vacaciono, turista por donde se mire, el poder adquisitivo apareció junto a la demanda y se olvidaron de lo elemental, atender bien a la gente.

Seguro que los que no quieran asumir errores dirán es cuestión del gobierno tener en cuenta lo que pueda venir.

El Disparador Uruguay jcbotta1@hotmail.com

Entradas relacionadas