Reflexión en relación a nuestro amado corona virus

Tenemos que tener en cuenta que nada sucede en esta vida por casualidad y todo tiene un aprendizaje que aportarnos y que nos está enseñando este proceso como humanidad ?veamos

Hay tres cosas importante es que nos está mostrando.

Primero, no se está poniendo de frente absolutamente todos nuestros miedos.

El primero de ellos es el miedo a la muerte en todas sus caras. La pérdida de un ser querido, la pérdida de poder adquisitivo, pérdida de trabajo, pérdidas económicas, pérdida de salud, pérdida incluso de la propia vida es decir la muerte.

Pero qué es lo que realmente debe morir ? bien esta sociedad debe dejar morir sus miedos más profundos, ya que al fin y al cabo, que es el miedo sino por la ausencia de amor. Una falta de amor que nos lleva al egoísmo y a la falta de amor y cuidado hacia el otro, es decir este proceso nos está llamando a avanzar hacia una sociedad más compasiva y cooperativa.

El segundo punto, nos está llamando a la atención al cuidado. No solo al cuidado y la atención personal, sino al cuidado del colectivo, al cuidado de todos los que están a nuestro alrededor, es decir cuidar de toda la familia humana a lo cual no estamos muy acostumbrados. Este virus nos está mostrando que esta humanidad solo puede evolucionar si aprende a cuidar unos de otros, una sociedad cooperativa, una sociedad que sale del egoísmo y del individualismo para mirar desde el bien común, el bien común de toda esta familia humana.

En tercer lugar, es el llamado a la paciencia y la calma. Una de las mayores enfermedades de esta sociedad es la prontitud y la rapidez. Hemos aprendido a tenerlo todo ya y de manera instantánea, qué es eso de estar 15 días paralizados en casa ??seamos sensatos la sociedad no se va acabar porque vaya estar 15 días parada. Tan solo está bajando su ritmo, nos están desacelerando, nos está invitando a parar a respirar y observar que es precisa la calma para atender nuestras necesidades con humanidad. Realmente cómo sería si te dijeran que tienes 15 días de vacaciones para mirar hacia adentro, observar tus miedos y atenderte a ti para desde ahí, desde ese cuidado personal, cuidar también de toda tu familia? Sería otra cosa verdad ? pues vamos a observar este proceso desde un lugar productivo viendo que nos aporta para evitar enfermar de miedo y entrar en parálisis de amor.

Con todo esto te invito a prestar especial atención a estos puntos.

Observa cuáles son tus miedos reales. Esta es una oportunidad para ayudarte a trascender esos miedos.

Cuida de ti y también de todos los que están a tu alrededor porque no solamente es cuidar aquellos que están en tu entorno cercano y querido, sino que debemos aprender a cuidar incluso del ajeno de aquella persona que no conocemos.

Por supuesto vive desde la calma, la paciencia y la serenidad este proceso. La iluminación de esta humanidad no se darán en 15 días. Pero si aprovechamos cada día, sabremos que estaremos un día más cerca de alcanzar colectivamente la conciencia de la compasión y amor!

Señalo los puntos más importantes a ponerlos en práctica así ya es.

Un  Lector del diario

Entradas relacionadas