Ver quienes entregaban las ofrendas florales el 2 de abril y descubrir un golpeador de mujeres colocar un recordatorio me hizo mucho ruido

Decididamente cambiaron las circunstancias, hace un tiempo atrás no más de tres años se inauguraba, la casa de la mujer, que serviría para contener,  ayudar terapéuticamente en ese momento de tanta impunidad, hoy cuando se pasa por la calle 25 de mayo, la residencia está  cerrada totalmente, la pregunta obligada no hay más casos de violencia de Genero.

El 2 de abril no es un acto más,  es un momento de reflexión, con gran placer podía observar desde el fondo la gran cantidad de gente, cada año es mayor,  uniformados, funcionarios, alumnos, publico, todos cantando el himno y la marcha de Entre Ríos, algo muy extraño ver,  es como si todos la hubiéramos practicados y no contemplar cómo años anteriores pocos la cantaban.

Yo pido perdón por que no sabía que ser golpeador, es una acción que se destaque, buscando la única manera de blanquear un hecho, definitivamente han cambiado las cosas.  

El Disparador Uruguay jcbotta1@hotmail.com

Entradas relacionadas