Y qué tal si juntamos Pechito con Pechito …. – Y qué tal si salimos juntos a bailar???

Muchos recordaran este tema de un par de décadas atrás, que sonaba fuerte en todas las radios. Salíamos todos a juntar pechito con pechito y cachete con cachete….y así este ritmo tropical movilizaba nuestras ansias de bailar.

Y hoy, en esta meseta pandémica, en donde un grupo de «valientes» interesados buscan pista, piden a gritos consensuar un arreglo que logre unir las dos márgenes acuíferas, del Paraná con el Uruguay con candidatos a una futura gobernación, que pueda romper el histórico esquema concordiense.

A esta altura y con tiempo para discutir, poco está importando quien puede ser número uno y quien número dos.

Solo importa sellar una alianza indestructible, que se mantenga unida, que selle lazos, desprendida de mezquinos intereses, que camine la provincia y que levante por sobre todo las banderas del peronismo.

Los más locuaces políticamente hablando creen que el terreno de hoy es lo más fértil posible, para avanzar en esta idea fuerza de unidad, ya que desde la casa gris los acontecimientos marcan descredito y desprestigio, tal vez basados en actos y actitudes de alguien que no puede pretender continuidad porque la ley se lo prohíbe, por eso comentan, se están «haciendo cosas» tal mal que pueden llevar al peronismo a la derrota.

Por eso, como decíamos, es necesario e imprecindible unir a hombres de prestigio de Paraná y Uruguay, para sostener la soberanía del P.J. y ser una vez más triunfantes pero con nuevos vientos.

Ahora bien, esta unidad o este proyecto de unidad no pueden demorarse.

No puede estar sujeta a un «ni» interminable. A una espera que se prolongue en el tiempo y por ende permita a los aventureros coordinar acciones para quedarse con el título.

Como decía el general «ni apresurados ni retardatarios», terminemos con «ninguneos» juntemos pechito con pechito, salgamos a la pista y después discutimos quien puede ser primero.

 Este escalón lo dirá la gente.

Así que estimados compañeros no es «rebajarse» sino un acto de grandeza, que alguno de ambos, tome la iniciativa y llame al otro.

Deberán coordinar un encuentro y dividir el territorio de campaña. Sumar a Villa guay como Centro equidistante de la provincia, achicar diferencias con Gualeguaychu y avanzar con el norte/este que siempre ha estado fuera de pretensiones pero a la hora de sumar,  suma.

 Victoria, las últimas encuestas dejan más lágrimas que suspiros, a pesar de ser tierra de la actual vice gobernación.

Llegó la hora de arrancar. Llego la hora de dejar de lado soberbias y ver quien la mide más. Este es el tiempo para la mesa de dialogo en busca de alternancias de superación.

El Disparador Uruguay jcbotta1@hotmail.com           

Entradas relacionadas