Una conferencia de prensa paupérrima la que quiso brindar Martin Oliva

Quien diría tendría que anunciar diez millones  de dólares, donde se le salían los ojitos de orbitas a sus funcionarios y estaban más preocupados por darle de comer a los distintos personajes, venían de entregar varios miles más en Concordia, donde a pesar de perder las elecciones recauda lindo.

Pero pobre la gente de la Naranja no es responsable, si no el resto de los dirigentes de la provincia de Entre Ríos, que son como los teros putean en un lado y cuando tienen que hablar se quedan callados.

Volviendo a la Conferencia de Prensa señor intendente, los tres periodistas presentes nos merecemos su respecto, primero nos invita a su despacho, nos atendió en un pasillo, donde usted mismo tuvo que cerrar una puerta porque sus funcionarios y los visitantes no dejaban hablar, el director de prensa nos citó a las 13,15 horas y a usted pudimos interceptar a las 14,15 en un pasillo, cierto es que sus amigos los periodistas estrellas no había ninguno, ahora yo le pregunto para que nos invitas si no tiene la valentía de atendernos, es difícil que un Cardiólogo tan prestigio como usted a un paciente, no lo atienda por que debe darle de almorzar a los visitantes, pregunto no tiene equipos de trabajo.

Y menos mal que debía anunciar una obra millonaria, que solo según el mismo intendente su obligación iba a ser llamar a licitación por que la obra dura mínimo 24 meses, donde habría empresas de afuera por que las empresas de la ciudad o región están muy ocupadas en las Bici Senda o construyendo calles o canteros, es tremendo el trabajo que tienen.

Llama la atención que sus dos o tres secretarias a los tres periodistas no sacaban de la ante sala por el ruido que hacíamos y a las más de las doce personas que había todo era joda, solo el intendente cerraba las puerta de vidrio para poder escuchar, mientras la secretaria y el director de prensa miraban para otro lado.

Se observaba al golpeado, el ingeniero Rojas por Marcelo Herlin como reía, como disfrutaba el momento pienso que pensando en la maravillosa obra que tendría que anunciar  el intendente, no en los diez millones de dólares que iban a entrar en la ciudad.

No vi a ningún concejal o solo trabajan hasta las doce, tampoco al Vice intendente, seguro que ya habían empezado a disfrutar del fin de semana largo.

Espero que el director de Prensa Municipal, no diga eso,  no pasó, solo que piense que debería hablar con el intendente y si él no puede o no quiere hablar con cuatros de copas o boludos que le hacían  el aguante, lo diga, que deje el doble discurso de una vez.

Juan Carlos Botta – El Disparador Uruguay

COMPARTI ESTA NOTA
Facebook
Twitter
WhatsApp