Continúan los cruces entre diputados de la UCR, pero descartan una ruptura en el bloque

La disputa se da entre los legisladores que respaldan la reelección de Mario Negri y el sector de Evolución Radical, que lidera Martín Lousteau.

Las tensiones en el seno del bloque radical de diputados nacionales por la elección de sus autoridades continuaron con cruces internos entre los legisladores que respaldan la reelección de Mario Negri y el sector de Evolución Radical, que lidera Martín Lousteau, aunque las posibilidades de un ruptura parecían alejarse luego de los pedidos de referentes de la UCR para que prevalezca la unidad dentro de la bancada.

Las acusaciones cruzadas de los diputados volvieron a replicarse  a lo largo de toda la jornada con las declaraciones realizadas por el bonaerense Miguel Bazze y el formoseño Ricardo Buryaile, en favor del diputado cordobés; y por Emiliano Yacobitti, quien desde la otra vereda pidió un debate interno y que la bancada deje de funcionar como un “club de amigos”

Pese a estos cruces de cara a la reunión del bloque del próximo lunes, en el cual se consagrarán las autoridades de la bancada, comenzaron a realizarse algunos contactos informales para alcanzar un acuerdo sobre la distribución de los cargos en la conducción y en las comisiones mas importantes del cuerpo parlamentario, indicaron fuentes legislativas.

También existieron gestiones de los mandatarios provinciales radicales para evitar una fractura entre los dos sectores en pugna e incluso el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, tuvo duros conceptos sobre el nivel que había adquirido la pelea.

Valdés pidió a los integrantes del radicalismo actuar con “responsabilidad y seriedad” y tildó a los cruces de “papelones públicos”.

“Me parece que tenemos que actuar con total responsabilidad, seriedad y confianza, porque la gente tiene que confiar en un espacio político que exhiba responsabilidad y seriedad”, manifestó el reelecto mandatario provincial radical, líder de la coalición Eco+Vamos Corrientes.

En los contactos informales se empezaron a acercar las posiciones, pero uno de los puntos en desacuerdo era una propuesta del grupo de Evolución Radical para que haya una división entre las jefaturas de bloque y de interbloque, lo que fue rechazado desde el sector de Negri, al sostener que es solo un coordinador entre las bancadas y no puede desdoblarse, indicaron fuentes parlamentarias.

Las tensiones se reavivaron el martes, cuando el sector de Negri confirmó que tiene 27 de de los 45 votos para conseguir la relección del cordobés como presidente del grupo por otros dos años, lo que fue considerado una afrenta por Evolución, que aspira a ubicar allí a Yacobitti, aunque solo reunía 15 voluntades.

La definición será clave también para elegir a las autoridades del interbloque de Juntos por el Cambio (JxC), que también conduce Negri, pero que es un lugar que aspira a conseguir el titular de la bancada del PRO en la Cámara baja, el peronista-macrista Cristian Ritondo. El del PRO es el bloque mayoritario dentro del espacio opositor, pero aun no logra el respaldo del resto de las bancadas y de los monobloques.

Los cruces tuvieron un nuevo capitulo cuando Yacobitti cuestionó a la conducción del bloque radical al sostener que “funciona como un club de amigos”, y reiteró la intención de su sector de disputar ese lugar. Pero esta vez descartó una eventual ruptura de esa bancada si el cordobés permanece en el cargo.

“Hoy el bloque funciona como un club de amigos. Creemos que hay que tener en cuenta la ‘expertise’ de cada uno de los nuevos diputados. El que no lo reconozca atenta contra la unidad del bloque”, afirmó el diputado nacional.

COMPARTI ESTA NOTA
Facebook
Twitter
WhatsApp
Frigerio - orrico 2023