Las señoras de dos poderosos empresarios cenan en local paquete

No podía ser de otra manera cuando la vida te dio la oportunidad de poder vivir un poquito mejor que el otro también tienes derecho, a disfrutarlo,  es el momento que pasaron estas dos esposas de hombre poderosos de la ciudad, que lograron todo por derecha, sin plan, sin beneficios del estado, solo con el valor del trabajo individual.

Por eso estas líneas, mientras el presidente afirma ha nacido una nueva sociedad la que se sustenta con la ayuda del estado, mientras que la Vice Presidenta argumenta lo mismo, ellas son la clara demostración que con trabajo genuino también se crece.

Dos mundos dentro de una misma ciudad que los políticos deben acortar en el tiempo.

Juan Carlos Botta – El Disparador Uruguay

COMPARTI ESTA NOTA
Facebook
Twitter
WhatsApp