Al final parece que Lauritto quiere, funcionarios y  los de más cargos lo imploran, los impresentables que lo rodean prenden velas y el deshoja la Margarita, Gobernador puede ser, intendente, ahí estamos, concejal ya gastamos a cuenta

Decididamente no es una novela de suspenso, es una realidad que tiene sin dormir a muchos y muchas, donde se han acostumbrado a dormir con las achuras, es tanta la desesperación que hoy le piden a Carlos José Scelzi y Juan Carlos Lucio Godoy que intercedan ante el Faraón para tener esperanza de seguir en el poder.

 Ustedes se preguntaran por que pedirle a dos de los tres políticos que mantuvieron el poder en los últimos 40 años, porque entre los tres hubo códigos y  son los actores principales en esta obra, todos los desconocen pero saben que en la intimidad que son los que le sugieren.

En el día jueves pasado estuvo el gobernador en las localidades de San Justo y Pronunciamiento, donde hubo dos actos bien marcados, donde sobresalió el acto de Pronunciamiento, la ciudad de los abuelos del gobernador y con la presencia que se hizo notar de un vecino de Concepción del Uruguay, fue muy evidente, ahora contamos los hechos.

Con la llegada  de tres periodistas concepcioneros y pensar que otros 30 facturan sin empachos, con la participación del Intendente, Martin Oliva,   el Vice Intendente, Ricardo Vales,  de Virginia, de Walter y de Pedrito, una delegación apolítica, donde no hay capacidad para opinar para afuera, también estaba el hombre de los tres millones y medio, que paradójicamente llego acompañado de un sumiso amigo y la presencia del capo del IAPV, Marcelo Bisogni, mas Ricardito, mas don Héctor, lo primero que sale de sus bocas aquí estamos somos como dijo el jefe de la primera hora de Lauritto, no hay dudas disciplinados ya habían pasado el mensaje, para no dejar solo a Carlitos.

Pero esto es parte del escenario, durante los 45 minutos que estuvimos esperando al gobernador, nosotros charlábamos con el intendente, un concejal de Pronunciamiento, con el Intendente de 1 de Mayo, porque la figura fue sin duda la Rana Saltarina, con Marcelino, con varios más que no tiene sentido nombrarlos porque se iban suscitaban distintos hechos.

El primero y tal vez la más gravitante, fue que hubo presencia de todos los intendentes de la región, de presidente de Juntas de Gobierno, en una palabra el Departamento Uruguay estaba representado a pleno, tal es así que las figuras del mismísimo gobernador y vice gobernadora pasaron a un segundo plano y les cuento las representaciones de Bahillo y del arquitecto Marcelo Richard, dicen que es concepcionero pero nadie lo registra,  eran dos maquetas, el hecho de tener al departamento Uruguay a pleno reunido, era una buena medida para saber cómo estaba parado el Dr. Lauritto, que sin ningún tipo de reservas, saltaba como una rana de un lugar a otro y se encargó de saludar a uno por uno, sea del color político que sea y siempre con la anécdota de futbol, eso si omitió a este periodista, aunque estuvo espalda con espalda, se hacia el boludo como si no me veía, todo más que bien, él iba con la otra misión conocer si puede rearmar todo el departamento para pegar el salto a toda la provincia y debía aprovechar este momento único.

Creo que logro llevarse una idea, de que seguía manteniendo ese prestigio en todo el departamento, entro al salón se sentó en la quinta fila, sobre el pasillo,  lejos de las autoridades, sin compañía, sus militantes, sus impresentables, sus laderos no estaban, no había nadie solo estaba con una ocasional compañera de silla, todos venían y me decían fíjate el Dr. Esta solo pero nadie se le acercaba,  el tampoco llamaba a nadie, todo un síntoma, mientras esto sucedía un intendente se me acerca y  me decía al oído no me hablo con mi vice desde el día que asumí, todo un combo. Cuanta necesidad de hablar que había en el acto.

Sin temor a equivocarme, me imploraban que proponga que de todos los departamentos aclamemos a José Eduardo Lauritto que asuma el desafío de ser candidato a Gobernador, porque es la única opción que tiene el peronismo de conservar el poder, e ganarle a Frigerio, todo el departamento Uruguay lo acompañara, que paradójico justamente a mí me pedían una misión que tendría que darse en todos y todas las actoras  el sociales de la provincia.

Creo que el Dr. Lauritto se fue con una impresión social muy clara,  el miedo a la pérdida del poder, no era real,  la necesidad que tienen muchos a no perder su confort, todos argumentando los mismo pensamiento pero eso si por favor no me nombres, queremos aportar del anonimato, toda una fachada.

Moraleja sin dudas el Dr. Termino de deshojar la margarita y esta semana habrá reuniones extras para decidir.

Juan Carlos Botta – El Disparador Uruguay

COMPARTI ESTA NOTA
Facebook
Twitter
WhatsApp