Rubén Delsart sigue apostando a  la municipalidad ahora por gestiones y la acción del Palacio San José

El pre candidato un profesional fuera de las estructuras del gobierno, sigue apostando por nuestra ciudad cuando podría estar gozando los réditos de su jubilación, se quiere someter al veredicto de la gente.

Todos pensaban que lo habían comprado o dicho en otras palabras con el trabajo del palacio San José ya estarás satisfecho, pero todo lo contrario acontece la vocación es más fuerte y más en estos momentos.

La economía se derrumba, argentina no encuentra rumbo  y él es Ingeniero, pero también Contador Público y el año que viene se recibe de Abogado, quien diría Concepción del Uruguay esta bendita por las prioridades del País ayer comenzaba una Pandemia que demando dos años y se eligió un medico reconocido, no oriundo de nuestra ciudad pero si con la capacidad para afrontar lo que se vendría, hoy la situación histórica nos pone a prueba nuevamente y vaya casualidad que en unas de las peores crisis de la argentina primero Política la diferencia de Cristina y Alberto, después sin ministro de Economía, esta bendita tierra como muy pocas pueden poner a consideración de la gente un profesional Universitario que abarca las tres problemáticas más preocupante que hoy tiene el país.

Pensar que muchos lo ningunean, cree que no tiene posibilidades, dicen no conoce los barrios, como si la condición hoy seria conocer los barrios, no escucho decir nada cuando el sostiene la municipalidad con 20 funcionarios se gobierna no con 250, ahí lo tratan de castrador, los muchachos y muchachas funcionarias no quieren perder las achuras económicas que tienen y lo que es peor aún es no imaginan como será vivir sin tantos privilegios.

Las puertas de la gente se les siguen abriendo a Rubén Delsart, son mensajes del destino es saber leer la política ante que acontezcan los hechos, su peor enemigos son los de adentro del actual gobierno municipal, porque no quieren pensar que las cosas pueden cambiar y definitivamente si queremos un futuro para nuestros hijos, nietos debemos apostar al cambio.

Si Delsart en seis meses puede lograr un cambio arquitectónico en el Palacio San José las puertas de la ciudad se le abrirán de par en par y más aun no siendo el responsable solo un trabajar más.

Juan Carlos Botta – El Disparador Uruguay

COMPARTI ESTA NOTA
Facebook
Twitter
WhatsApp