Una mujer inmensa sumida al silencio de todos y todas

Cuando Concepción del Uruguay, se ábrase a premios y castigos,  saque de una vez por todo a relucir que no solo piensa en el otro si no que se preocupa y se ocupa habremos ganado una batalla.

Vamos a contar la historia de una Mujer, madre de dos hijos y que su primer hija la tuvo luego de ser violada, mientras la Justicia le daba la oportunidad a abortar ella, desestimo esa solución y decidió tenerla, traerla a la vida hoy es toda una mujer que tiene ilusiones, esperanzas y horizonte su historia personal quedo atrás como una cosa de la fatalidad, que nació después de la tragedia pero hoy está viva para contarlo.

La madre sí que es un ejemplo a seguir, nació en un hogar humilde, una familia numerosa, a los doce años 12, se fue de su hogar, a cuidar niños, a los catorce 14 ya limpia casas de familia, a los quince 15  fue violada, hoy le faltan tres materias para recibirse en la Facultad de Medicina de la UNER , en Concepción del Uruguay vaya si se ha superado a logrado vencer barreras y demostrar a propios y extraños que las cosas pueden ser muy difícil pero se puede luchar a pesar de todo.

Es una convecina, que no busca que la reconozcan,  si no a lo mejor puede servir de ejemplo para esas mujeres que sufren una consecuencia de este tipo, un ejemplo de que en vez de odiar eligió a pesar de todo el dolor y del preguntarse por qué a ella, se propuse crecer y brindarle un hogar a esa pequeña y un futuro.

Pronto será una nueva profesional de Obstetricia en la Histórica, que lindo seria que las autoridades tomen nota de que hay mujeres que sufren pero a pesar de ello, salen adelante, por razones obvia no damos a conocer sus datos personales pero si agradecemos la confianza que nos brindan.

Hay que ser muy valiente después de 18 años sacar a la luz temas tan personales y ofrecerse a ayudar a otra par que pase por una situación parecida, por eso es que reclamamos premios y castigos en una ciudad que se dice histórica, también tenemos la posibilidad de abrir caminos de tender una mano, podemos ser ejemplo de apertura humana.

Juan Carlos Botta – El Disparador Uruguay

COMPARTI ESTA NOTA
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp