El Colectivo lgtbiq en la historia de la República Argentina pudo soñar con gobernar una ciudad, hoy lo puede hacer solo depende de ese colectivo – lgtbiq es la sigla compuesta por las iniciales de las palabras Lesbianas, Gais,  Bisexuales y Trans

Hace muy pocos años atrás han logrado que se los tenga en cuenta, que no se los ignoren, que se los visibilicen, hoy solo si ellos quieren tienen la oportunidad de competir de igual a igual con los distintos dirigentes de cualquier partido político, esta situación se da en la ciudad sindicada como la histórica,  esta alternativa no puede escapar a esa definición.

Hoy ya no tienen que explicar a que generó pertenecen,  hoy tienen capacidad de trabajo, se los valora por varias cualidades, capacidad, honestidad, gestión,  fundamentalmente por el valor  de confianza que generan en el otro, es más que seguro que muchos todavía no lograron ese reconocimiento pero en la histórica, solo resta la decisión de querer ser, después que no digan no nos dan lugar, nos quitan nuestros derechos, hoy solo depende de la decisión personal o familiar.

Cierto es que deben todavía romper con dos barreras que están enquistada en una sociedad machista, machi rula, una es asumir que quieren que los gobierne un movimiento lgtbiq y el otro cambiar la mirada de una sociedad extremadamente conservadora, como la enquistada hace más de 40 años en Concepción del Uruguay.

Por un lado se siente el reconocimiento unánime de que capacidad de trabajo que tiene, que mirada humana, de donde habrá sacado la capacidad de gestión, pero siempre aparece el pero es lgtbiq y es  ese momento donde florecen desde la entrañas es preferible que no conozcan nuestras  miserias a que nos gobierne uno de ellos, que va a decir el país si le damos el lugar a un movimiento lgtbiq.

La historia recién la empieza a contar, estarán preparados, querrán cambiar el destino con cual muchos  han luchado todo la vida, inclusive les costó muchas muertes, hoy llego esa oportunidad, solo depende de una decisión personal, si asumo el riesgo de pelear en favor de varios colectivos que siempre fueron ignorados.

Juan Carlos Botta – El Disparador Uruguay

COMPARTI ESTA NOTA
Facebook
Twitter
WhatsApp
Frigerio - orrico 2023